viernes, 16 de octubre de 2009

Los sustitutos ATENCIÓN, SPOILERS

Qué gran idea para una película. Un poco como una vuelta de tuerca del actual internet con sus chats y sus redes sociales. Cuántas posibilidades para distintos argumentos de acción pura Bruce Willis-style. Algo para dejar volar la imaginación y disfrutar de efectos especiales espectaculares. Cuántas posibilidades para tramas seudo-policíacas, seudo-eróticas, seudo-terroríficas... Sí, eran sustitutos, eran los falsos, los seudos. No vaya uno a pensar mal y poner en mi boca que Hollywood descafeína tanto los argumentos que cualquier cosa que vaya a hacer es seudo, no.

El Jonathan Mostow éste (responsable de perpetrar cintas como Terminator 3) tuvo que optar por la seudo-moral. Mal. El caso es que la gente vive a través de su sustituto y a uno de los tipos, el interpretado por el grandísimo James Cromwell, creador para más inri de los sustitutos, un día le crece la idea en su cerebro de que es inmoral vivir a través de ellos. ¿Por qué? Pues porque está mal. ¿Por qué está mal? Pues porque somos humanos y tenemos que vivir nuestras vidas de forma natural. ¿Por qué? Pues porque sí, y punto. Quiero decir que tras esa idea del tipo de que está mal vivir a través de los sustitutos no hay nada meditado, simplemente un capricho moralista de un personaje que de pronto se vuelve un conservador acérrimo (como muchas de las moralinas de estas películas) y decide que los sustitutos han de ser eliminados. Ni siquiera tiene una mala experiencia para tomar la decisión, aunque sí es verdad que tiene una mala experiencia por tomar la decisión que es el asesinato de su hijo. Nada, un simple capricho. Hace poco hablaba sobre la motivación de los personajes de una película. El capricho no me parece una motivación legítima del todo, pero me lo parece aún menos el capricho disfrazado de moralidad.

2 comentarios:

Master Dummie "Volky" dijo...

Está claro que el cine fantástico vive otro resurgimiento (Como en todas las épocas de crisis), y quizá intenta recuperar el estilo "Moral" de su edad dorada.

el problema es que ahora vivimos en un mundo demasiado "Políticamente correcto", y no son tan valientes ni duras, como por ejemplo "Últimatum a la tierra" (Laoriginal), "El planeta de los Simios" (Idem) o "Cuando el futuro nos alcance" (Idem, el año que viene XD XD ).

Pese a todo... estoy deseando verla

Laurent dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo, no podría haberlo dicho mejor :) Lo políticamente correcto es un monstruo que se ha vuelto contra sus impulsores: una cosa es ser, digamos, cortés y otra es esto que ocurre hoy en día.